miércoles, 10 de octubre de 2007

Amor por la Familia


Amor Por la Familia

El timbre del teléfono suena varias veces, el enciende una luz que le queda a la cabecera de su cama, rápidamente se levanta preocupado, ella lo mira extrañada y angustiada.

Javier: Quien será a estas horas de la madrugada, son las 3:30 de la mañana.

Luisa: Vamos, levanta el teléfono y contesta Javier, ya sabes como esta mi Madre de salud, ya sabes....Ni Dios lo quiera.

Javier inmediatamente contesta el Teléfono, una voz gruesa le responde, sin ni siquiera Javier decirle nada comienza a darle instrucciones.

Voz: Hagamos esto de forma rápida y sin llamar la atención, no te imaginas quien te habla, ya que ni siquiera me conoces, pero a lo que voy es que esta llamada se trata de un secuestro, si, tenemos a tu hija y si quieres volverla a ver con vida debes traer dos millones de pesos, la dirección del encuentro te la daré mas adelante, recuerda no involucrar a mas nadie en esto y espera mi llamada.

Javier se queda inmóvil por unos segundos, no dice nada, la angustia de Luisa se le nota en el rostro, pues ella quiere saber de que trata esa llamada misteriosa a esta hora de la noche, Javier sigue inmóvil por unos segundo más, pero la voz de Luisa hace que este vuelva en si.

Luisa: Que le paso a mama? vamos Javier dime lo que sea, no me mientas.

Rápidamente Javier sale de su habitación sin ni siquiera decirle una palabra a Luisa quien lo sigue, el camino de Javier conduce hacia la habitación de su Hija Vianca de 16 años, Javier entra en su habitación, prende la luz y mira rápidamente hacia la cama de su joven hija y la ve vacia, rápidamente Javier se da cuenta que es verdad lo que el secuestrador le había dicho.

Javier: Tienen a Vianca!.....Por Dios porque nos pasa esto a nosotros...?

Luisa: De que hablas Javier....?? Todavía no me dices quien fue que hablo al teléfono y sales corriendo hacia la habitación de Vianca. Pero que quieres decir con que tienen a Vianca?

Javier se sienta en la cama de Vianca, con su cabeza hacia abajo y pensando, preguntándole a Dios porque le pasaba esto a ellos y por sobre todo, pensando de donde iba a sacar dos millones de pesos....

Javier: No te das cuenta Luisa, la llamada fue un tipo el que la hiso, tiene secuestrada a nuestra Hija, quiere dos millones de pesos o de lo contrario la matara....Te das cuenta de la gravedad del asunto, de donde diablos voy yo a sacar Dos millones de pesos???

Luisa: De que estas hablando Javier, Cálmate, quien tiene a la niña? Primero recuerda que Vianca esta en la casa de Rosa, Hoy tienen una excursión de la escuela y fue a dormir con ella para levantarse temprano e irse juntas.

Javier había olvidado que Vianca amanecería en la casa de Rosa para ir a una excursión de la escuela, Javier toma el Teléfono y sin pensarlo dos veces llama a la casa de los padres de Rosa, el teléfono suena y los segundos parecieran que fueran horas para Javier, sin ni siquiera haber calor las gotas de sudores caen al suelo del cuerpo de Javier, de un momento a otro contestan su llamada.

Javier: Hola Señora, somos los padres de Vianca, queríamos asegurarnos de que todo estaba bien, es que recibimos una llamada de un secuestrador que dice tener a mi hija.

Madre de Rosa: Por Dios, claro que no, es mentira, si las niñas están aquí durmiendo a mi lado, si la estoy viendo con mis propios ojos, hasta donde llegaremos con los engaños, no se preocupe señor y manténgase tranquilo, Vianca esta aquí bien dormidita.

El corazón de Javier comienza a latir lentamente, se va tranquilizando y la calma vuelve a recorrer su cuerpo agitado por la noticia.

Javier: No es que no le crea señora, pero podría usted ponerme a mi hija, solo para escucharle la voz.

La madre de Rosa despierta a Vianca le avisa que su padre esta al teléfono, ella asustada se levanta rápidamente y contesta al llamado.

Vianca: Alo......Papi que sucede???

Aquella voz del otro lado del teléfono escuchada por Javier era lo único que necesitaba para comprobar que todo lo de la llamada se trataba de un engaño, por fin la tranquilidad volvió a apoderarse de Javier, sentado en la cama de su hija le contesta.

Javier: Nada mi amor, solo quería escuchar tu voz, así que vuelve a dormir y cuídate, no olvides nunca que te amo y siempre serás lo mas importante en mi vida.

Vianca: Claro que lo se Papi, yo también te amo y a mami también, ahora voy a dormir nuevamente.

Vianca cuelga el teléfono y Javier solo tiene en mente el amor que siente por su familia, abraza a su esposa como hace tiempo no lo hacia.

Javier: Todo se trato de un engaño, una falsa, una mentira, pero debo confesarte que fueron los minutos mas largos y angustiosos de mi vida, pero también me puso a pensar sobre el gran amor que siento por ustedes, mi familia.

Mientras Javier seguía abrazada de su esposa comprendía que un gran susto lo había acercado aun mas a su familia.

Y tu esperas que un susto, quizás no de este tipo, te suceda para darte cuenta el gran valor que tiene la Familia, disfruta de tus Hijos, Esposa/o, Padres hoy que lo puedes hacer porque para luego podría ser demasiado tarde.

2 comentarios:

Ramielys dijo...

Saludos!!!!!

Waohhhhhhhhhhh me conmovio esa historia.. me hizo pensar justamente.. osea q lograste lo propuesto...

el amor q tengo a mi familia, o mi papitis q tengo... realmente en la vida lo mas importante es la flia. llega un momento que todos se van.. solo quedan aquella personas de siempre...

Abrazos!!!!

El CaciQue dijo...

Gracias por el comentario, ese es el objetivo principal de la historia, el amor por la Familia.